Cuando nos pican los mosquitos, introducen en nuestra piel su saliva que contiene anticoagulante, para poder succionar toda la sangre que puedan en el menor tiempo posible. Nuestro sistema inmunológico reconoce la amenaza y, para combatir esa saliva cuando detecta la picadura, libera histaminas, siendo estas las verdaderas causantes del enrojecimiento, inflamación y picor que nos provocan.

La mayoría de las picaduras no presentan problemas graves, pero producen reacciones en la piel muy molestas con un picor muy intenso, sobre todo al principio. Debemos procurar no rascarnos demasiado, ya que podemos provocar una infección en la picadura y aumentar la irritación. Una vez que te haya picado, lava el área infectada en seguida para eliminar la saliva del mosquito.

Para aliviar los síntomas que produce una picadura, podemos aplicarnos algunos tratamientos o remedios naturales que podemos hacer nosotros mismos, de forma rápida y sencilla, en casa.

 

11 Remedios naturales sencillos, eficaces y efectivos

 

Compresa fría o hielo: para reducir la inflamación y picazón de la histamina liberada por los mosquitos. Pero el hielo no lo apliques directamente sobre la piel, envuélvelo en un paño fino.

Amoniaco: es muy útil para aliviar en el momento del picotazo.

Pasta de dientes: no es un mito según Farmer´s Almanac, déjala actuar sobre la reciente picadura hasta que se seque y después retírala.

Avena: mezcla polvos de avena con agua, déjalos actuar unos 10 minutos y retíralo. Si tienes múltiples picotazos, puedes darte un baño de avena para aliviar la picazón en lugar de aplicar en cada picotazo.

Bicarbonato de sodio y agua: deja actuar a las propiedades alcalinas de la mezcla unos minutos y lava la piel con agua y jabón para retirarla.

Vinagre: es un antiséptico natural que también ayuda a reducir las molestias de las picaduras.

Zumo de limón: regula el PH de la piel y reduce la irritación. Exprímelo directamente o aplícalo con un algodón.

Aloe vera: actúa como un gel refrescante y antiinflamatorio.

Miel: ingrediente antiséptico y antibiótico que reduce la hinchazón. Combínala con sal y aplícate sobre la picadura la pasta granulada resultante.

Manzanilla: para reducir el picor, pon una bolsita en agua muy fría en la nevera y aplica la bolsa sobre la picadura durante 10 minutos.

Barro: aplicar barro hasta que se seque y retirar lavándolo muy bien con agua para que no se infecte la picadura. Es útil para picaduras de abeja, sobre todo.

No obstante, si quieres evitar las incómodas picaduras de los mosquitos, lo mejor es la prevención. Leer estos post te puede ayudar:

Y, cuando vayas a permanecer tiempo al aire libre, no te olvides de aplicarte un repelente eficaz, para evitar que los insectos se acerquen a tu piel y no te piquen. Moskito Guard es un repelente que te protege durante 7 h de un amplio espectro de insectos. Puedes encontrarlo en farmacias.

¡Se acabó el rascarse!