Para combatir los mosquitos y otros insectos cuando sales al jardín, vas de picnic o barbacoa, sales de acampada, practicas deporte al aire libre o viajas, necesitas un repelente eficaz para que las picaduras no trastoquen tus planes. A continuación, te indicamos cómo aplicarte correctamente un repelente para aprovechar su máxima eficacia.

  1. Lee detenidamente la etiqueta del producto y sigue las instrucciones de aplicación. Cada repelente lleva un compuesto diferente y puede tener diferentes formas de aplicación.
  2. Escoge un repelente adecuado, que lleve Icaridina en sus componentes. Descubre aquí cómo elegir el mejor repelente.
  3. Agita siempre antes de usar y aplícatelo de forma uniforme. Usa una cantidad suficiente, ni mucho ni poco, pero es importante que cubra todas las zonas del cuerpo para que no se acerquen los mosquitos.
  4. No olvides aplicártelo en zonas como las rodillas, codos o tobillos, ayúdate con pulverización en la mano en lugar de aplicarlo directamente en esas áreas. Cualquier zona libre de repelente puede ser una atracción para cualquier insecto.
  5. Pulverízalo en la palma de la mano para aplicar en el rostro y orejas, procurando no tocar ojos, labios, fosas nasales. No te olvides de aplicártelo también en la cabeza si no tienes pelo.
  6. Lávate las manos después de cada pulverización, sobre todo si vas a comer.
  7. No te apliques el repelente en zonas de la piel donde tengas lesiones (cortes, heridas, piel irritada, quemaduras, etc.).
  8. Vuélvetelo a aplicar cada vez que acabe el periodo de protección. En el caso de Moskito Guard, cada 7 horas.
  9. Aumenta la frecuencia de uso tras baños largos o si la humedad del ambiente es demasiado elevada. Moskito Guard es resistente al agua y al sudor, pero otros repelentes de insectos no lo son y, si los baños duran más de media hora o la humedad es muy alta, se recomienda repetir la aplicación con más frecuencia.
  10. Escoge el mejor repelente que sea apto para toda la familia. Moskito Guard puede aplicarse en niños con edad superior a 3 años.
  11. Elige uno que no dañe la ropa. Moskito Guard no daña los plásticos ni los tejidos, y contiene baja proporción de alcohol.
  12. Aplícate primero el protector solar para que lo absorba bien tu piel y después el repelente. Si repites la aplicación de protector solar, no necesitas aplicar nuevamente el repelente, salvo que haya transcurrido ya el periodo de protección contra los mosquitos. Moskito Guard es compatible con cualquier protector solar.
  13. Presta atención contra qué tipo de insectos te protege, no todos los repelentes cubren el mismo espectro. Moskito Guard te protege contra un amplio número de insectos, tales como mosquitos, incluido el mosquito tigre y el virus Zika, pulgas, garrapatas, tábanos y moscas.
  14. No te apliques un repelente solo cuando salgas de acampada, los mosquitos están acechando en cualquier lugar, hasta en tu terraza, sin importar si está anocheciendo o amaneciendo.
  15. En zonas de riesgo de transmisión de enfermedades por mosquitos, tienes que seguir, también, las medidas preventivas indicadas por las oportunas autoridades sanitarias.

Moskito Guard es un repelente eficaz para proteger a toda tu familia de una gran variedad de insectos (niños a partir de 3 años). Cuenta con una bomba de gran calidad que garantiza que la aplicación de la fórmula repelente sea en cada una de las dosis perfecta y precisa. Además, viene presentado en un cómodo formato de viaje de 75 ml., apto incluso para viajar en la cabina de un avión. Con un solo frasco puedes hacer hasta 630 pulverizaciones de producto (más de 15 días de uso).

Es un producto totalmente seguro que cuenta con la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Puedes comprar Moskito Guard en cualquiera de estas farmacias para permanecer protegido de las picaduras.